Qué es el comercio ilícito

Los cigarrillos ilícitos entran en un mercado o se venden violando las leyes fiscales y aduaneras, y otras regulaciones, p. ej., sin pagar las tasas de importación, impuestos especiales o el IVA, y bajo incumplimiento de medidas regulatorias. Los cigarrillos ilícitos pueden ser productos genuinos fabricados por o bajo la autoridad del propietario de una marca comercial pero que se venden sin el pago de los impuestos correspondientes, o cigarrillos falsificados, que han sido fabricados sin la autorización del propietario de la marca comercial.

Una serie de jurisdicciones están considerando la implementación de medidas regulatorias y las acciones gubernamentales correspondientes para prevenir la fabricación y el comercio ilícito de productos de tabaco. El artículo 15 del FCTC exige a las partes firmantes del tratado que tomen las medidas necesarias para eliminar todas las formas de comercio ilícito, incluida la falsificación, e indica que los acuerdos nacionales, regionales y mundiales a este respecto son "componentes fundamentales para el control del tabaco".

La Conferencia de las Partes estableció un Órgano de Negociación Intergubernamental (ONI) para negociar un protocolo sobre el comercio ilícito de productos de tabaco de conformidad con el artículo 15 del FCTC External reference. El presidente del ONI ha redactado un borrador del protocolo que incluye los siguientes temas principales:

  • esquema de licencias para los participantes del negocio del tabaco;
  • requisito de "conocer a su cliente", incluyendo medidas para eliminar el blanqueo de dinero y el desarrollo de un sistema internacional para el rastreo y seguimiento de los productos de tabaco y de los equipos para la fabricación de dichos productos;
  • la implementación de leyes que regulen el mantenimiento de registros, las medidas de seguridad y prevención y la venta de productos de tabaco en Internet;
  • mecanismos de aplicación de la ley, incluyendo la penalización de la participación en el comercio ilícito en todas sus formas, y medidas que refuercen la capacidad de las agencias que vigilan el cumplimiento de las leyes para luchar contra el comercio ilícito;
  • obligación de los fabricantes de productos de tabaco de controlar su cadena de suministro, con penas para aquellos que no lo hagan; y
  • programas para incrementar la cooperación internacional y la asistencia técnica con respecto a la investigación y las acciones judiciales, y el intercambio de información.

Estamos de acuerdo en que los fabricantes deben implementar sistemas de supervisión de última generación a sus prácticas de venta y distribución, y en que, cuando esté debidamente confirmado, los fabricantes deben dejar de proveer a aquellos minoristas que se ha demostrado que están involucrados en el comercio ilegal. Sin embargo, no estamos de acuerdo con la disposición del borrador del protocolo que exigiría el pago de una cierta suma por parte de los fabricantes de productos de tabaco en concepto de impuestos y tasas no cobrados por los productos de tabaco de contrabando confiscados, sin tener en cuenta la culpabilidad del fabricante.

El comercio ilícito de cigarrillos afecta tanto a los gobiernos como a los consumidores y los fabricantes. Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el mercado negro ilegal y no regulado de los cigarrillos llega a los 600.000 millones de cigarrillos por año o al 11 % del consumo mundial. Un estudio realizado por KPMG LLP (KPMG) reveló que en 2010 se consumieron 64.200 millones de cigarrillos ilegales en la Unión Europea. Esto equivale a pérdidas anuales de los ingresos nacionales y de la Unión Europea de aproximadamente 10.000 millones de euros, según cálculos de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF).

Estamos tomando una amplia serie de medidas para combatir los cigarrillos ilegales, para garantizar que nuestras marcas están protegidas y que los consumidores obtienen el producto genuino que esperan. Apoyamos regulaciones estrictas y medidas de aplicación de la ley para prevenir todas las formas de comercio ilícito de productos de tabaco, incluidos el rastreo y seguimiento, etiquetado, requisitos de mantenimiento de registros y, donde corresponda, la implementación de estrictos sistemas de licencias. También estamos trabajando con una serie de gobiernos en todo el mundo sobre acuerdos y convenios específicos para abordar el comercio ilegal de cigarrillos.

Descargas relacionadas

Informe de KPMG de 2010PDF 13234kb

Cookie Consent