Pruebas con animales

PMI es plenamente consciente de la preocupación de la sociedad por la investigación con animales y se lo toma muy en serio.

Por este motivo, limitamos los estudios con animales a las ocasiones en que no tenemos otra alternativa. Revisamos constantemente nuestros requisitos para estudios con animales y esperamos que, con el tiempo, podamos reemplazar gran parte de las pruebas con animales —o todas— por otros métodos alternativos (que no impliquen el uso de animales). La mayoría de nuestras actividades que comportan el uso de animales de laboratorio se centran en el desarrollo y la evaluación de nuevos productos que pueden tener la capacidad de reducir el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con fumar. La Agencia de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) de Estados Unidos ha definido los productos de este tipo como productos de tabaco de riesgo modificado (modified risk tobacco products, MRTP).   

Realizamos todas nuestras actividades en cumplimiento de las leyes y reglamentaciones aplicables, y también respetamos las mejores prácticas establecidas a nivel internacional para el cuidado de animales de laboratorio, para asegurar que los animales sean tratados de manera responsable y humana. Nuestro trabajo se organiza en dos categorías:

Investigación de las enfermedades:

Investigamos para comprender mejor los mecanismos por los cuales se desarrollan enfermedades relacionadas con el tabaco. Es importante comprenderlo para evaluar posibles nuevas MRTP.

Evaluación de los productos:

Una mejor comprensión de los mecanismos de las enfermedades puede ayudarnos también a evaluar si los nuevos productos que estamos desarrollando pueden reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco en comparación con los cigarrillos.

Evaluamos su capacidad para reducir el riesgo de enfermedades cuando un consumidor cambia los cigarrillos por MRTP.

En muy pocos casos, también llevamos a cabo pruebas de cigarrillos en animales si realizamos importantes modificaciones en el producto. Solamente lo haríamos si fuese absolutamente necesario, por ejemplo, para adecuarse a la nueva normativa que puede exigir importantes cambios de diseño en nuestros productos convencionales.

Continuaremos buscando maneras de utilizar métodos alternativos a las pruebas con animales donde sea posible. Si pudiéramos hacerlo sin necesidad de realizar estudios con animales, lo haríamos. Pero en este momento, no podemos.

Siempre respetamos los principios ampliamente conocidos como las “3R” en investigaciones con animales: Reemplazar, Reducir y Perfeccionar 

Reemplazar: siempre que sea posible, utilizamos métodos y enfoques de última generación para reemplazar los estudios con animales, como por ejemplo:

  • Sistemas biológicos in vitro;
  • Tecnologías avanzadas de simulación informática.

Reducir: utilizamos el menor número absoluto de animales necesario para obtener resultados válidos.

  • Los investigadores analizan cuidadosamente qué animales son más apropiados para cada estudio y calculan el número mínimo requerido para obtener los datos necesarios, y
  • el Comité de Protección de Animales de PMI revisa todos los estudios propuestos con animales para evaluar si nuestros científicos pueden lograr los objetivos del estudio por otros medios.

Perfeccionar: usamos procedimientos lo menos invasivos posible para minimizar el dolor y el sufrimiento.

  • Nuestros técnicos de laboratorio y especialistas veterinarios están capacitados en las últimas técnicas para atender y cuidar a los animales de la mejor manera posible.

Set cookie preferences