Comprensión de los mecanismos de las enfermedades

El consumo de tabaco causa enfermedades graves y hasta mortales, como el cáncer de pulmón, enfermedades cardiovasculares (enfermedades cardíacas), y enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (enfisema y bronquitis).

En los últimos 50 años, los métodos científicos clásicos, incluidos los estudios clínicos, no clínicos y epidemiológicos, han arrojado datos e información sobre el consumo de tabaco y los efectos sobre la salud. Sin embargo, no se logran comprender totalmente los mecanismos precisos mediante los cuales el consumo de tabaco provoca enfermedades en los sistemas del cuerpo humano.

Recientes descubrimientos en investigaciones biológicas y médicas han cambiado significativamente la comprensión del cuerpo humano. El cuerpo humano es un sistema altamente complejo de redes cuidadosamente equilibradas La exposición al humo del cigarrillo puede alterar la química o la biología de ciertas moléculas, causando el mal funcionamiento de una o más de estas redes, lo cual a la larga provoca enfermedades.

En la actualidad, las tecnologías avanzadas pueden permitirnos utilizar los datos existentes para analizar en profundidad esta cuestión desde un ángulo completamente nuevo: el de estudiar cómo ciertos tejidos, células o hasta determinadas proteínas responden a la exposición al humo del tabaco. Estas tecnologías también pueden ayudarnos a identificar lagunas de conocimiento, y a diseñar nuevos proyectos de investigación para abordar estas lagunas.

Set cookie preferences