Humo ambiental de tabaco

El humo ambiental del tabaco (ETS, environmental tobacco smoke) es una combinación del humo que procede del extremo encendido de un cigarrillo y el humo exhalado por un fumador.

Las autoridades sanitarias han llegado a la conclusión de que el humo ambiental del tabaco proveniente de los cigarrillos provoca enfermedades, como cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas, en los adultos no fumadores, y serios problemas de salud en los niños, como por ejemplo, asma, infecciones respiratorias, tos, otitis media (infección del oído medio) y síndrome infantil de muerte súbita. Además, las autoridades sanitarias han llegado a la conclusión de que el humo ambiental del tabaco puede empeorar el asma en los adultos y causar irritación en la nariz, ojos y garganta.

La Organización Mundial de la Salud External reference (OMS) proporciona información en su sitio web que explica que el humo ambiental del tabaco es peligroso para la salud y que produce cáncer, enfermedades cardíacas y muchas otras enfermedades graves en adultos.

Al igual que con respecto a los efectos de fumar sobre la salud, la gente debe estar informada acerca de las conclusiones de las autoridades sanitarias sobre los riesgos para la salud que implica el humo ambiental de tabaco. El público debe tener esto en cuenta al decidir estar en lugares donde exista humo ambiental de tabaco; o si son fumadores, cuándo y dónde fumar en presencia de otras personas. Los fumadores no deben fumar en presencia de niños o mujeres embarazadas.

Set cookie preferences