Nuestros hallazgos hasta la fecha

¿Qué nos dice la ciencia? Los estudios sobre nuestro sistema de calentamiento de tabaco están muy avanzados, y los resultados son alentadores.

our findings banner

Los estudios acerca de nuestro producto alternativo libre de humo más avanzado, el Sistema de Calentamiento de Tabaco (THS)1, están progresando rápidamente. Las investigaciones de PMI aseguran que cuando se utiliza según lo previsto, el THS:

  • No genera combustión, ni humo.
  • De acuerdo con las pruebas de laboratorio, su aerosol tiene un promedio de niveles 95% más bajos de componentes nocivos y potencialmente nocivos (HPHCs), y es mucho menos tóxico que el humo del cigarrillo. 
  • Un estudio de 90 días en los Estados Unidos y otro estudio de 90 días en Japón informaron que los fumadores que se cambiaron completamente al THS, redujeron su exposición a determinados HPHCs (con base en las mediciones de los biomarcadores de exposición). Estos niveles de exposición reducida, se acercaron a los observados en las personas que dejaron de fumar durante los estudios. 
  • Los hallazgos clínicos de un estudio de seis meses sobre los biomarcadores de daño potencial, indican que el cambio al THS puede tener un impacto positivo en la salud de los fumadores.
  • Según las pruebas de calidad del aire interior, el aerosol no afecta negativamente la calidad del aire interior. El THS tampoco es una fuente de humo de segunda humo.
  • Las personas que nunca han fumado o que han dejado de fumar, muestran un interés mínimo en el THS; pero nuestros hallazgos representan un cambio potencial de gran importancia para los fumadores adultos.

Hasta la fecha los estudios indican que el THS tiene el potencial de presentar un menor riesgo de daño en comparación con el hecho de seguir fumando, en el caso de los fumadores adultos que se cambien totalmente a este.

1El THS se comercializa como IQOS.

prof-manuel-peitsch
Los resultados hasta la fecha nos dan la confianza de que vamos por buen camino con nuestros planes de demostrar que el THS es una alternativa menos nociva para los fumadores que se cambian.
Manuel Peitsch, Director Científico de Philip Morris International

PMI ha presentado una Solicitud de Producto de Tabaco de Riesgo Modificado (MRTPA) para el THS ante la FDA de EE.UU., pero la FDA de EE.UU. aún no ha revisado, por lo tanto, no nos ha entregado ninguna conclusión sobre nuestros datos. La FDA de EE.UU. ha autorizado la venta del IQOS en EE.UU. porque es “apropiado para la protección de la salud pública”.

Visite nuestro sitio web de PMIScience para obtener más información sobre nuestros hallazgos, y para saber más sobre nuestras actualizaciones de ciencia y tecnología. Mira aquí nuestra compilación de hallazgos científicos más reciente.

Our-findings-to-date-story-2

¿Qué medidas estamos tomando para verificar independientemente nuestros datos científicos?

Estamos comprometidos con la búsqueda de la verificación independiente de los datos científicos que hemos generado en nuestros PRRs.* Al respecto hay varios componentes para esta verificación:

  • Se han publicado más de 340 publicaciones revisadas por pares y capítulos de libros relacionados con nuestros productos libres de humo desde 2008
  • Se han analizado a fondo de los informes de estudio de los expertos independientes
  • Se ha desarrollado la plataforma sbvIMPROVER, que es una metodología aplicada a través de la colaboración del público, que permite la verificación de métodos de investigación y resultados de los estudios.
*Productos de Riesgo Reducido (“RRPs”) es el término que utilizamos para referirnos a los productos que presentan, es probable que presenten, o tienen el potencial de presentar un menor riesgo de daño a los fumadores que se cambian a estos productos, en comparación con los que siguen fumando. PMI tiene una gama de PRR en distintas etapas de desarrollo, evaluación científica y comercialización. Nuestros PRR son productos libres de humo, que producen un aerosol que contiene cantidades mucho menores de componentes nocivos y potencialmente nocivos que los que se encuentran en el humo del cigarrillo.

Comparte esta página